Cuidados


La joyería de arcilla es frágil, pero con cuidado especial puede tener una larga vida. Procura conservar tus aretes en la envoltura original cuando no las utilices y por separado de otras joyas que puedan rayar o marcar la superficie.


La mayoría de las piezas son de arcilla polimerica, lo cúal las hace livianas. Siempre trata de manejarlos con las manos limpias. Si tus aretes se ensucian un poco (por el manejo o el maquillaje), es fácil de limpiar, utiliza un poco de jabón suave para platos, agua y frota suavemente con un cepillito (el maquillaje sale fácil con acetona).
Cuando viajes, envuelve cada pieza por separado en su caja y, si es posible, llévelas contigo. Evita la presión de ser empacado entre la ropa u otros artículos.


Pd. Para un brillo extra frotar un pedazo de franela de color claro sobre la superficie de la joya.